VIÑETAS DE FRATO

Las viñetas de Frato, reflejan situaciones que por desgracia se vivían y se siguen dando actualmente en los centros escolares y que por lo tanto, debemos eliminar.

Muestran una clara imagen que nos pueden hacer reflexionar sobre la práctica educativa.

05a4373a9fa19e79bdf8a4e57eb29d3f

En la primera imagen, percibimos como la profesora intenta explicar a un alumno que dos bolas son iguales, pero no se para a explicarle porque esto es así. Simplemente, los profesores intentan inculcar una idea a los alumnos, sin que éstos sepan de dónde proviene.

Pero… ¿por qué los profesores muchas veces complican las explicaciones con las preguntas?  Éstos les proponen que resuelvan situaciones problemáticas sin sentido alguno. Quizá con estas explicaciones, los profesores no se dan cuenta de que hacen difícil los razonamientos de los conceptos sin favorecer la observación y la reflexión en el aula.

Subjetivamente, los profesores deberían de tener más recursos para dar sus explicaciones, para así tener más métodos didácticos distintos y poder ver hacer al alumno la esencia de la materia de diversas formas; de forma que relacionen los conceptos con las explicaciones unos con otros de manera más fácil.

Por ejemplo, una profesora coge dos puzles uno lo desarma y otro lo deja igual. Ésta a su vez, explica más sistemáticamente la materia a la que nos remitimos.

4LE6vDw

En la segunda imagen, la profesora considera normal solo las personas que se parecen a ella, y las características que ella no tiene no las considera adecuadas a la normalidad.

En mi opinión, la escuela de mañana debería de ser para TODOS sin excepciones como muestra este autor en estas viñetas.

La escuela debe incluir a todos los alumnos/as, ya provengan de familias acomodadas, o pobres, sean de otras nacionalidades o razas, tengan o no necesidades educativas especiales, etc. Pero para que eso se lleve a cabo, ha de creerse firmemente en esta idea, y desgraciadamente hoy en día, esto no sucede. Hay profesores que sólo se dedican a dar la lección y a poner exámenes, y pocos lo que realizan actividades dinámicas, y en los que los alumnos/as sean los verdaderos protagonistas y de esa forma se sientan realizados y motivados para seguir aprendiendo.

Un niño/a que esté jugando a un juego en el que se divierta y encima esté dando la materia indirectamente, aprenderá más que un niño/a que se siente delante del libro y se dedique a repetir y repetir conceptos hasta que los memorice.

Planteando esta visión de la escuela de cara a un futuro, sabemos que en ella, los maestros/as deberán motivar al alumnado, utilizar metodologías que den mejor resultado, enseñar de una forma en la que todos puedan aprender, etc. Pero ¿será necesaria la aplicación de disciplina en las aulas? Bajo mi punto de vista, pienso que sí y no. Es decir, hay maestros/as que utilizan disciplinas en sus aulas, y con eso no quiero decir “autoridad”, y les da buenos resultados. Y hay otros que no las utilizan, y realizan actividades más dinámicas, donde los alumnos/as son los que “van dirigiendo” el aula, haciéndoles más responsables, convirtiéndolos en personas cada vez más autónomas, y sobre todo, creándoles el deseo de aprender cada día más.

Personalmente, pienso que cada grupo es diferente, y que cada niño/a también lo es, por eso hay que contextualizarlo todo, y no puedes explicar de la misma forma a un grupo o a otro; o a un alumno/a de una forma y a otro/a de la misma, porque a lo mejor no lo comprende.

A su vez,  pienso que cada niño/a es diferente y un maestro/a debe ser arbitrario a la hora de evaluar.

 

EL DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD

El desarrollo de la creatividad en los niños no es tarea fácil cuando viven en un mundo que les da casi todo hecho, donde no es necesario imaginar ni crear.

El sistema educativo tradicional relega a un segundo o tercer plano el desarrollo de la creatividad, estando por delante el aprendizaje (en la mayor parte de los casos mediante la memorización) de un sinfín de conceptos. En la mayoría de los centros educativos, el juego y la creatividad aparecen una vez que se ha cumplido con “el deber”, quedando muy poco tiempo para ellos. A medida que se asciende en el sistema educativo cada vez hay menos lugar para la expresión artística.

Una de las habilidades básicas que se deberían enseñar en la escuela es la capacidad para  descubrir y buscar respuestas, habilidad que está contenida en la actividad artística. En el aprendizaje no se trata sólo de acumular conocimientos, sino de comprender cómo los podemos aplicar a nuestra experiencia diaria.

creatividad01                             new_4535

El arte para los niños es un medio de expresión de sus pensamientos, sentimientos e intereses y nos muestra el conocimiento que poseen sobre el ambiente. El niño se desarrolla en interacción con el ambiente que le rodea. La pintura, el dibujo o la construcción, constituyen un proceso constante de asimilación y proyección de elementos del ambiente. También el arte cumple una función importante en el desarrollo de la identidad. La expresión artística es la verdadera expresión del yo, el niño se expresa de acuerdo con sus propias experiencias personales. A través de sus creaciones, el niño se identifica consigo mismo y, posteriormente, con los demás. Expresar a través del arte los propios sentimientos y emociones es una fuente de satisfacción para los niños y aumenta su confianza en sí mismos. Es por todo esto, que el desarrollo de la capacidad creadora puede proporcionar una defensa contra perturbaciones afectivas o mentales.

Las personas aprendemos a través de los cinco sentidos. Cuanto mayores sean las oportunidades para desarrollar la sensibilidad perceptiva y mayor la capacidad de agudizar todos los sentidos, mayor será también la oportunidad de aprender. Por ello, debemos poder usar nuestros sentidos libremente y con actitud creadora, y desarrollar aptitudes positivas hacia nosotros mismos y hacia los que nos rodean.

mk